¿Qué es Conectarse a la Red Eléctrica? ¿Es legal?

Conectarse a la red quiere decir que el sistema fotovoltaico que instale en mi propiedad o inmueble produce el mismo tipo y calidad de energía eléctrica de la red pública y cuenta con los dispositivos de protección que permiten y controlan la inyección de la electricidad a la red sin afectarla y permitiendo el flujo de ida y vuelta según se requiera, midiendo su consumo en ambos sentidos con el uso de medidores bidireccionales.

El marco legal en Mexico ofrece una gran variedad de posibilidades para el uso sustentable de fuentes renovables de energía en el sector privado. Esto es posible, principalmente por la reforma de Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica (LSPEE) publicada en 1992, la cual permite la participación del sector privado en la generación de la energía eléctrica para el autoconsumo. Adicionalmente se publicó en 2008 la Ley para el Aprovechamiento de las Energías Renovables y el Financiamiento de la Transición Energética (LAERFTE) que establece un marco especifico y más favorable para dichas fuentes de energía y establece los modelos de contrato que lo permiten y regulan. En 2013, producto de las reforma energética, se ratifican y continúan en vigor las disposiciones antes mencionadas, con las actualizaciones y mejoras en beneficio del usuario y del país.

Para 2017 estarán ya autorizados nuevos esquemas de contratos para usuarios en baja tensión en los que cualquier usuario generador podrá vender sus excedentes a la red eléctrica. En la página de la Secretaria de Energía y la Comisión Reguladora de Energía (www.cre.gob.mx) podrás encontrar información muy amplia sobre estas reformas y leyes actuales, además de muchos consejos para el uso eficiente de la energía eléctrica.

El proceso de interconexión inicia cuando el titular de una planta generadora (Sistema Fotovoltaico) requiere interconectarse con el Sistema Eléctrico Nacional y firma un contrato de interconexión con el Suministrador, la Comisión Federal de Electricidad (CFE). En la actualidad existen varios contratos que se utilizan dependiendo del tipo de la fuente empleada y de la capacidad instalada de la planta. El “Contrato de Interconexión para Fuentes de Energía Renovable o Sistema de Cogeneración en Pequeña Escala“ lo pueden aplicar personas físicas o morales conectadas en baja tensión. La Capacidad máxima instalada no puede exceder 50 kW para usuarios en tarifas residenciales (01) y en tarifas generales en baja tensión (02) y hasta 500 kW en tarifas de media tensión (OM y HM). Este tipo de contrato no permite portear energía a otros centros de consumo. El contrato entre el generador y la Comisión Federal de Electricidad (Suministrador) tiene vigencia indefinida y no requiere de un permiso de generación de energía de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) mientras no rebase los 500 kW. Los nuevos contratos establecen; 1) la medición neta o Net metering, diferencia resultante entre la energía eléctrica entregada por el Suministrador al Generador y la energía eléctrica entregada por el Generador al Suministrador, 2) Net Billing, que implica medición del consumo y medición a la generación en medidores separados y cuentas separadas y 3) Venta Total que consiste en generar solo para vender a la red cuando no se tienen consumos. En estas tres modalidades, el suministrador pagará los excedentes a un costo denominado PML (precio marginal local) que será el costo de mercado de venta de energía siendo menor al precio de venta del suministrador cuando consumimos.



← Volver al inicio